Home Coaching ¿Eres adicto al celular? 10 síntomas que te dirán si eres adicto
¿Eres adicto al celular? 10 síntomas que te dirán si eres adicto

¿Eres adicto al celular? 10 síntomas que te dirán si eres adicto

96
0

¿Sabías que actualmente cinco de cada 10 personas en el mundo se declaran adictos a su dispositivo móvil?

El uso excesivo del teléfono celular es una clase adicción llamada  nomofobia, que es el miedo irracional a estar sin teléfono celular. Para algunos considerada como la enfermedad del sigo XXI.  El término proviene del anglicismo “nomophobia” (“no-mobile-phone-phobia”). La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando este no puede disponer de él, ya sea porque lo haya dejado olvidado en casa, o bien porque se haya agotado su batería o esté fuera de cobertura.

Bien está “enfermedad” está íntimamente ligada al uso de los teléfonos celulares y sobre ella voy hablarte en este artículo.

Te ha pasado alguna vez que te quedas con el celular sin batería después de pasar todo el día fuera de casa, y de repente sientes que te invade una sensación de ansiedad que te hace desear intensamente conectar tu celular a la corriente para volverlo a cagar, si esto es un sí, hablamos de un caso claro de nomofobia.

A continuación, te comparto 10 características para que puedas identificar si eres o no un dependiente de tu celular:

  1. Tienes el dispositivo cerca de ti en todo momento.

Esta es una de las señales más claras que muestra una persona dependiente al celular. Si Siempre lo tienes que tener en la mano o cerca de ti. Y al perderlo de vista, aunque sea un segundo, te hace tener una sensación de pánico.

  1. Lo consultas de forma compulsiva

Aunque estés en una junta importante, compruebas una y otra vez si tienes alguna notificación, mensaje, llamada o la hora, incluso varias veces cada minuto. Además, puede que hayas encendido la pantalla para ver qué hora era, pero luego ni te hayas fijado, y tengas que volver a hacerlo sólo unos segundos después.

  1. Usarlo mientras caminas o manejas

Cuando vas caminando o manejando no te aguantas las ganas de ver si alguien te envió un mensaje o bien lo tomas para ver tus redes sociales, mandar un correo, hacer una llamada, cualquier que sea la actividad, la cuestión es que no puedes evitar de dejar de ver tu celular.

  1. Te lo llevas a todas partes

¿Te llevas el teléfono hasta cuando vas al sanitario? ¿Tardas mucho más de lo que deberías porque te entretienes mandando mensajes, navegando o en apps.

  1. Duermes  junto a tu celular

No sueltas el teléfono ni para dormir, usualmente te duermes cerca de él, y cuando te levantas por la madrugada lo primero que haces es ver tu celular ¿Te sientes identificado?.

  1. Lo usas en reuniones sociales

Cuando te reúnes con tu familia o amigos para comer, para tomar algo o simplemente para charlar, el propósito es interactuar directamente con otras personas, y no abstraerte del resto con tus ojos centrados en la pantalla de tu teléfono. Si te sorprendes a ti mismo siendo una isla en medio de una conversación por estar concentrado en tu teléfono, puedes apuntarte también este síntoma de adicción.

  1. Experimenta la llamada vibración fantasma, también conocida como llamada fantasma

Es la sensación de que el celular vibra o suena cuando en realidad no lo hace. “Son situaciones habituales en una sociedad que tiende a mantenernos hipervigilantes”. Esta hipervigilancia continua puede generar, sin embargo, ansiedad o desgaste emocional.

  1. Consumismo excesivo

Eres de los que solo están esperando las nuevas versiones de celular, incluso eres capaz de hacer filas eternas y pagar enormes cantidades solo por tenerlo.

  1. Comes con el teléfono pegado a ti

Mientras estas comiendo consultas tu teléfono o cuando estas frente al televisor. La incapacidad para realizar otras tareas sin la presencia permanente del smartphone también forma parte de la sintomatología básica de un adicto al teléfono.

  1. Sufres del El efecto Google de usar el buscador como ayudamemoria

Todo el tiempo eres de lo que buscan todo a través de google y ya no usas otro tipo de herramientas de búsqueda.

Y tú ¿También sufres de NOMOFOBIA?

El uso excesivo del teléfono celular puede contribuir a desarrollar actitudes de ansiedad, depresión, irritabilidad e insomnio. Las personas más jóvenes suelen ser los más vulnerables, son los que siempre desean tener la última versión tecnológica, los que sienten que mejora su estatus y su autoestima, y no pueden tener ratos de silencio y de soledad, que permiten pensar, hacer tareas cotidianas, dedicar un tiempo a la lectura o ser más auténtico.

Dicen que el primer paso para superar un problema es darte cuenta de que tienes uno.

Coach Valeria Benavides

 

(96)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *